¿POR QUÉ ALGUNAS PERSONAS JAMÁS CAMBIAN DE OPINIÓN? 7 RESPUESTAS

1. REGLAS ADQUIRIDAS POR INSTRUCCIÓN

chaqueta
Warner Bros.

Y sin un contacto previo con la realidad. Cuando el primer contacto que tienes con algo es a través de lo que te dice una persona, sobre todo alguien a quien das credibilidad, esa información va a condicionar toda tu experiencia posterior. Lo que vivas de primera mano se interpretará en base a esas directrices. El mundo se adaptará a las ideas que tengas, no al revés. Esto las hace mucho más resistentes al cambio. Es por eso que arrastras un montón de verdades absolutas implícitas que aprendiste desde niño que te crees sin darte cuenta.

 

2. PROFECÍA AUTOCUMPLIDA

brave
Pixar animation studio

Es un proceso que refuerza al anterior. Una profecía autocumplida ocurre cuando (1) Tienes una idea previa sobre algo, (2) Interactúas con ese algo en base a tu idea previa y (3) El resultado de tu interacción (mediado por lo la idea que ya tenías formada) confirma tu creencia inicial. Es un error porque tu experiencia directa no está “limpia”, sino influenciada por lo que creías saber. Esto es lo que ocurre cuando un amigo te dice que alguien no es de fiar y ya actúas a la defensiva con esa persona. Es fácil adivinar que llegarás a la misma conclusión que tu amigo. Pero ¿opinarías lo mismo si no te hubieras puesto a la defensiva? Pues algunas veces sí, y otras muchas seguro que no.

 

3. IDEAS AL SERVICIO DE OTRAS FUNCIONES

dictador
Charles Chaplin Productions

Muchas veces tener una idea u otra tiene implicaciones que van mucho más allá de lo puramente intelectual, afectan a algún aspecto de tu vida personal. En esos casos, el cambio de creencias es prácticamente imposible, a no ser que se resuelva antes el conflicto. Imagínate que nunca has tenido éxito ligando, que tienes serias dificultades e inseguridades al tener cualquier interacción con otra persona cuando existe esa intención. En ese caso será mucho más probable que utilices un montón de justificaciones intelectuales para respaldar tu insatisfacción: “que hoy en día todo el mundo va a lo que va”, que “las mujeres son todas unas zorras” o que “todos los hombres son unos cabrones por naturaleza”. Cuando el cambio de opinión te deja en una posición vulnerable e incómoda, olvídate de que ocurra.

 

4. LOS DATOS CONTRADICEN TUS VALORES

regreso
Universal Pictures

Ante esta tesitura hay tres vías posibles: (1) Negar cualquier evidencia, desacreditando al máximo a quien la aporte, como hacen los creacionistas en Estados Unidos, (2) Inventarse algún malabarismo dialéctico que te salve la papeleta del tipo “siempre hay excepciones, pero…” y (3) Adaptar tus nuevos valores a unos datos más realistas. Viendo el resultado habitual de las discusiones entre personas con opiniones distintas, queda bastante claro que la tercera opción es la menos transitada. Por eso discutir en según qué circunstancias es una pérdida de tiempo y de energías.

 

5. ESCUCHAR A LA DEFENSIVA

hoc
Media Nights Capital

Cuando no estás por la labor de tener una discusión constructiva, algo que ocurre a menudo, escuchar argumentos en contra de tu postura, solo sirve para que te reafirmes aún más en lo que crees. El proceso es simple: mientras tu contrincante te argumenta lo que sea, tú estás más preocupado por encontrar fallos en su argumentación y pensar contraargumentos que en tratar de entender lo que te está diciendo. Así es fácil que las creencias salgan reforzadas.

 

6. CUANDO EL PREMIO ES “LLEVAR RAZÓN”

juego
Home Box Office

Para muchas personas, la interacción con los demás es la mejor manera de demostrar (y demostrarse) que sus análisis, opiniones y predicciones son correctas. Esto les aporta tranquilidad a muchos niveles: (1) Confirman que están en lo cierto y, por tanto, que su forma de comportarse es adecuada, (2) Se sienten reconocidos y validados por su interlocutor, (3) Ven confirmada su inteligencia o astucia y muchas otras cosas. Por eso estas personas son tan incisivas, locuaces y persuasivas. Pero, eso sí, cuando se equivocan lo hacen a lo grande, tardan siglos en darse cuenta y tienen muchas dificultades para enmendar sus errores. 

 

7. UN MUNDO SIMPLE ES MÁS MANEJABLE

dogville
Zentropa Entertainment

Y no hay nada que lo simplifique más que una explicación sin fisuras que te libre de la obligación de tener que cambiar tu punto de vista. Para conseguir esto, los prejuicios son estupendos. Eliminan ambigüedades, ignoran los datos que contradicen tus opiniones y te ofrecen una guía de actuación muy fácil de ejecutar. El problema está en que el mundo no es simple y si lo simplificas en exceso, te estás limitando y cerrando a la experiencia. Es como decidir voluntariamente ser un poco más ignorante cada día.


por José Manuel Campo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *