TODOS SOMOS BETTY DRAPER (MAD MEN)

portada BETTY
January Jones como Betty Draper en Mad Men (Lionsgate Television)

Muy rubia, muy guapa y con un comportamiento ambivalente difícil de entender, Betty nos deleita con sus excentricidades desde el primer capítulo de Mad Men. Es la mujer de Don Draper, algo que, de entrada, ya es complicado. Hace muchas cosas para ganarse adjetivos como fría, insegura, egoísta, infantil o desequilibrada, entre otras perlas. Pero en Psicodosis pasamos de juzgarla, nos interesa mucho más entender a uno de los personajes que mejor encarna las (engañosas) luces y las (inquietantes) sombras del ideal femenino más carca. Ese que en Mad Men disfrutan retorciendo hasta la agonía con un personaje cuyo camino es transformarse irremediablemente en todo aquello que detesta.

 

PROBLEMA 1: SOLEDAD Y TRISTEZA

betty11
January Jones como Betty Draper en Mad Men (Lionsgate Television)

Es lo que mejor ilustra nuestra estrella invitada de hoy. Y, para ello, protagoniza innumerables planos en casa sin más compañía que una revista chorra, un paquete de tabaco y un copazo. Está claro que, después del postureo, mirar al infinito en una habitación poco iluminada es su principal ocupación en la vida.

.

EXPLICACIÓN: FRUSTRACIÓN DE EXPECTATIVAS

Querían que fuera guapa para que encontrara un hombre. Eso no tiene nada de malo, pero después ¿qué? ¿Quedarme sentada fumando y que pase el tiempo hasta acabar en una caja?” (T1, E9)

Betty ha conseguido todo lo que se ha propuesto: ser un bellezón, un tío guapo, exitoso y con pasta, ser la envidia en todas las fiestas y vivir en un barrio idílico. Se supone que todo esto le abriría la puerta a una vida perfecta llena de amor del de toda la vida, ambiciones satisfechas y calor de hogar. En cambio, lo que tiene es un marido que se tira a cualquier pelandrusca, unas relaciones sociales insulsas y un cerro de ropa sucia. Tiene todo lo que se asocia con el éxito, pero el éxito no ha llegado. Esto es especialmente frustrante porque no la coloca frente a un fracaso sin más, sino ante el colapso de todo su sistema de valores y de su trayectoria vital. En realidad ha triunfado, pero con una estrategia equivocada. Ha conseguido una vida de anuncio, la única condición es que se quede sola y calladita en el set de rodaje cuando se apaguen los focos sin que nadie sea testigo de su aburrimiento.

 

PROBLEMA 2: RELACIONES SOCIALES EXTRAÑAS

betty22
January Jones como Betty Draper en Mad Men (Lionsgate Television)

A pesar de ser encantadora, inteligente, culta y un bombón a lo Grace Kelly, su manejo de las relaciones sociales deja de ser excelente en cuanto se acaban la cháchara superficial. Tiene una amiga que hace las veces de confidente, pero a la que oculta muchas más cosas que las que le cuenta. En cambio, mantiene una relación demasiado estrecha con un niño que se enamora de ella (T1, E4) y con una mujer divorciada a la que empieza repudiando, pero con la que acaba manteniendo lo más cercano a una amistad que va a tener nunca (T1, E7) hasta que Betty le cruza la cara en el supermercado.

.

EXPLICACIÓN: EL ROL FEMENINO TRADICIONAL

 “Mi madre siempre me decía: estás pintando una obra de arte. Asegúrate de que no se vean las pinceladas.” (T1, E7).

El rol social determina qué está permitido en las relaciones con los demás y qué se censura. Betty está hecha para ofrecer una imagen de felicidad ante los demás. Todo lo que sea propio, como sus emociones y sus inquietudes, se queda fuera de la foto. Betty no mantiene ninguna relación con nadie en la que se salga de su rol. Hay varias hipótesis que nos sirven de explicación: (1) NO SABE. Por lo que cuenta de su educación, Betty ha sido instruida sistemáticamente para que pensar, hablar, sentirse y actuar siempre como una señorita frente a los demás. Lo único que ha aprendido a manejar es su representación social, pero a nivel personal es una inepta. (2) NO PUEDE. Cualquier cosa que no sea “hacer bonito” es incompatible con la estrategia que ha seguido a rajatabla para conseguir lo que tiene ahora. (3) NO QUIERE. Ella es, a ojos de todo el mundo, una triunfadora. La versión femenina del sueño americano. Si se quejara sería una desagradecida. Además, una parte importante de ella está orgullosa de sus logros y estatus.

 

PROBLEMA 3: COMPORTAMIENTO ERRÁTICO

betty33
January Jones como Betty Draper en Mad Men (Lionsgate Television)

Ms. Draper siempre acaba haciendo lo contrario de lo que considera correcto. Dos ejemplos míticos: (1) Quiere ser la perfecta señorita victoriana, pero acaba agarrando una escopeta y sale al jardín a plena luz del día para liarse a tiros con los molestos pájaros del vecino (T1, E9). (2) Odia que su matrimonio esté contaminado por la infidelidad, pero flirtea con todo bicho viviente a la mínima oportunidad. Incluso se lía con un pipiolo de sus clases de equitación, al que acaba tratando como a escoria (T2, E13). Y así, paso a paso, se va ganando con sus actos una fama de desequilibrada que va más en cada temporada.

.

EXPLICACIÓN: EL DILEMA DE LAS CONDUCTAS INCOMPATIBLES

La secuencia de todas estas conductas extrañas es la siguiente: (1) voy por el mundo siendo perfecta, (2) nadie me toma en serio, (3) abordo la situación de forma radicalmente diferente: me pongo chunga y (4) obtengo lo que no había conseguido por los medios de señorita perfecta. El mundo ha cambiado, no tiene nada que ver con la casita de muñecas en la que le encantaría vivir y, para adaptarse, tiene que adoptar un comportamiento radicalmente opuesto al que considera adecuado. Por eso vive en un conflicto de identidad permanente. Lo importante es que, por muy lunática que parezca, este comportamiento ambivalente es su única baza para no acabar totalmente anulada. Por eso no nos sorprende que vaya a más.

 .

Betty es una bomba de relojería, como lo sería cualquiera en su situación. Todo en lo que siempre ha creído es falso y, por eso, su vida es un fraude. Además, no le queda ni el recurso del pataleo porque la queja se censura sistemáticamente por la gente de su alrededor y, lo que es peor, por ella misma. El resultado es una mujer frustrada en grado extremo, que no se entiende ni ella y que tiene que renunciar a todo lo que cree para intentar encauzar su situación. 

.

PSICODOSIS RECOMENDADAS PARA BETTY DRAPER:

7 argumentos en contra de la COMPLACENCIA EXCESIVA

7 consecuencias positivas de las EMOCIONES NEGATIVAS

Contraindicaciones: ATREVERSE A TOMAR UNA DECISIÓN IMPORTANTE

.

por José Manuel Campo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *