AFRONTAR UN DIAGNÓSTICO DE CÁNCER

1. UN DIAGNÓSTICO DE CÁNCER NO ES UNA SENTENCIA DE MUERTE

c
Sony Pictures Entertainment

El término cáncer no hace referencia a una enfermedad única con un pronóstico inequívoco, sino que se refiere a más de un centenar de enfermedades con una característica común: el crecimiento celular anómalo. Por eso, decir “cáncer” es decir muy poco. El abanico de posibilidades es muy amplio y para establecer un pronóstico hace falta saber dónde está, cuánto tiempo lleva allí, de qué tipo es y muchísimas más variables interrelacionadas que solo un profesional puede valorar con rigor. Deja que sean los médicos (y no google) quienes saquen las conclusiones, si quieres que este proceso lo guíe la sensatez de los datos y no el miedo descabezado.

 

2. QUE NADIE TE DIGA CÓMO DEBES SENTIRTE

agosto
The Weinstein Company

Embotamiento seguido de un miedo atroz, hartura por contar la misma historia mil veces y la necesidad de repetirla una vez más, preocupación y gratitud por la gente que te cuida, autocompasión por lo injusto de tu destino y orgullo por cómo lo encaras… En las próximas semanas vas a experimentar mezclas de emociones tan insólitas que parecerían increíbles, y no todas van a ser bonitas. La pretensión del optimismo a toda costa tiene muy buena intención, pero unas entendederas muy cortas. Es estupendo que quieras tener un buen afrontamiento, pero si esta intención se transforma en una prohibición tácita del malestar, la solución puede empezar a ser parte del problema. Sobre todo porque un afrontamiento positivo de verdad pasa por el reconocimiento, análisis y expresión de todo tipo de emociones, las sublimes y las chungas. La pretensión de cercenar la parte mala es impostar una ceguera que desnaturaliza y complica el proceso innecesariamente.

 

3. LA ANTICIPACIÓN ES TU PEOR ENEMIGO

breaking
American Movie Classics

No te sorprendas si tus elucubraciones te enfrentan cada día a 50 quimioterapias, 30 operaciones quirúrgicas, a cientos de familiares desgarrados por el dolor, o incluso algún que otro funeral. Anticipar el pasatiempo masoquista con el que sentimos que estamos haciendo algo útil cuando la vida no nos deja solucionar un problema directamente. Para limitar esta respuesta tan previsible como contraproducente, lo primero es que seas consciente de las veces en que estás anticipando. Para ello puedes verbalizarlo o llevar un registro escrito sencillo en un cuaderno. Al principio te pescarás anticipando una cantidad obscena de veces, pero si eres riguroso acabarás domesticando esta conducta hasta reducirla a niveles decentes.

 

4. CUANDO LLEGUEMOS A ESE RÍO, CRUZAREMOS ESE PUENTE

50
Point Grey

Desde el momento en que recibes el diagnóstico se presentan ante ti un montón de etapas que habrás de atravesar: primer diagnóstico, pruebas, tratamientos, posibles intervenciones quirúrgicas, seguimiento. Lo más jodido es que no se pasan todas de una vez, sino que cada una llega a su debido tiempo. Querrás saberlo todo ya, e incluso estarás tentado de ponerte en lo peor para reducir, aunque sea un rato, la incertidumbre. Pero en esta carrera no se pueden hacer trampas, toca esperar para ver qué ocurre en cada fase. Lo que yo te sugiero para no acabar con la cabeza como un bombo es que, cada vez que anticipes te repitas la gran verdad de esta situación, y de la vida en general: “cuando lleguemos a ese río, cruzaremos ese puente” y te dediques a alguna actividad que te distraiga. Si perseveras y no dejas pasar ni una te ahorrarás muchos disgustos innecesarios.

 

5. NO PASA NADA SI TE OLVIDAS DEL TEMA DURANTE UN RATO

free
Doble Feature

No estarás incurriendo en ninguna negligencia, ni siendo un irresponsable. Por muy preocupante que sea la noticia, la evaluación y tratamiento del cáncer es un proceso largo. Eso significa que los momentos frenéticos de angustia se alternarán con otros tantos de espera y estancamiento en los que parece que no pasa nada. Tener menos presente el tema en estos momentos es muy buena estrategia, porque es en esos valles en los que puedes evadirte y reponer fuerzas. Que no te quepa duda de que, en cuanto te toque afrontar un momento álgido, te activarás de forma automática para apechugar con todo lo que venga. Mientras, no tiene nada de malo que descanses para estar más fresco en el siguiente round.

 

6. EL OBJETIVO ES QUE TÚ ESTÉS BIEN

ma ma
Ad Hoc Studios

Si hay algo que te molesta estás más legitimado que nunca para decirlo. Recibirás incontables mensajes tan bienintencionados como molestos: primos ajenos que se han recuperado de cánceres espantosos y ahora bailan hasta la sardana, lumbreras del tipo “lo peor que puedes hacer es estar triste” y semidesconocidos que, sin saber nada de tu caso, te aseguran de verdad de verdad de la buena que todo va a salir súper fenomenal. En esos momentos no sabrás si agenciarte una katana y luego alegar enajenación transitoria, o seguir congelando la sonrisa y disimulando el tic en el ojo. Nuestra propuesta está a medio camino y pasa por responder de forma tajante con fórmulas tan expeditivas y muy didácticas. Para que no tengas miedo a ser borde ya que, en el fondo, les estás haciendo un favor.

A modo de ejemplo:

“Me alegro mucho por tu primo. Pero como cada persona es un mundo, esa historia me ayuda más bien poco”.

“Estoy como puedo en cada momento y entiendo que te incomode verme mal. Aún así creo que tiene bastante mérito cómo lo estoy afrontando”.

“No sé con certeza cómo va a salir. Lo descubriré sobre la marcha. Mientras tanto paso de hacer adivinaciones”.

 

7. DISFRUTA DE LOS QUE ESTÁN APOYÁNDOTE

estrella
Fox 2000 Pictures

Lo hacen porque quieren… y porque te quieren. Disfrútalo y agradéceselo. No les pidas disculpas, dales las gracias. No les pidas que no estén, demuestra que estás mejor con ellos a tu lado.  Ellos están donde quieren estar, que es donde querrías estar tú también: al lado de alguien a quien quieren. Pretender arrebatarles ese papel en base a tu preocupación no va a reportar ningún beneficio ni a ellos ni a ti mismo, así que déjate de heroísmos trasnochados y disfruta del cariño, que va a ser de largo lo más bonito de esta historia.

 

8. APROVECHA ESTA EXPERIENCIA, SI QUIERES

mujeres
ABC Studios

Por lo que la gente dice que el cáncer cambia la perspectiva y reordena prioridades es porque un diagnóstico de este tipo te pone en una situación inusual en tu vida. Te coloca en una posición de vulnerabilidad de la que sacas una fuerza que no sabías que tendrías, genera nuevas dinámicas con tu entorno marcadas por la ayuda y la expresión de emociones, provoca un miedo real que empequeñece a todos los demás hasta hacerlos casi anecdóticos. En definitiva, constituye una excelente oportunidad para el aprendizaje. Una oportunidad que no tienes ninguna obligación de aprovechar pero que, si lo haces, te va reportar una enseñanza que trascenderá este momento tan duro y te acompañará el resto de tu vida.

 

¡Duro ahí!

por José Manuel Campo